Comunicación Trascendente | ¿Por qué me ha dado la comunión? BROKEN 03
523
post-template-default,single,single-post,postid-523,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Por qué me ha dado la comunión? BROKEN 03

– Lo nuestro es real, tratamos con gente real. Lo suyo es … Dios sabe qué.

– En comisaría lo último que quieren es confesar y ante el cura es lo primero … ¿Por qué será eso? …  Es por la penitencia. Si confiesan les caen 5 años, pero si es a usted, ¿qué les cae: 3 avemarías y un padre nuestro?

El policía se enfrenta con un dilema moral: contar la verdad que perjudica al futuro de su familia, o mentir y enfrentarse a su conciencia

– Soy un cobarde, pero un cobarde con conciencia, y es lo peor de esta mierda … así que mentiré como todos

– ha… por tener un poco de paz, eh? pero si mientes, ¿volverás a tener paz alguna vez? – Le reprocha Mikel

– puede que no, pero mi hija sí tendrá un hogar. Una conciencia culpable es un precio bajo que pagar

Además del problema de conciencia, surge el tema de la culpa, que ya no vale nada para tanta gente. Parece que es más fácil confesar a aquel que no va a emprender ninguna acción punitiva, solo “castigarte” diciendo que reces unas oraciones. Por eso es más fácil confesar ante el cura que ante la policía. Sin embargo, puede ser más duro enfrentarse a la propia conciencia, perdonarse a uno mismo, o asumir la vergüenza o el rechazo en la relación con los otros, que asumir un castigo económico o de privación de libertad.

¿En qué medida me importa más mi bienestar que el Bien y la Verdad global? ¿Diría la verdad en la medida que me beneficie a mí o a los míos, en función de la consecuencia que más miedo me dé?

El acento lo pone Jesús en el corazón, que se encuentre limpio. No importa tanto los errores, como la forma de pasar por ellos.

Dichosos los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios. Mt 5:8

La historia continúa y la conciencia no se calla. Sin embargo, la Eucaristía juega su papel de acoger. Como dice el salmista:

un corazón quebrantado y humillado tu no lo desprecias. Sal 51:17

A pesar de que en nuestra mente pueda resonar lo de que “No soy digno de que entres en mi casa”. El que se ha descubierto amado por Dios sabe que “una palabra tuya bastará para sanarme”

El diálogo entre el policía y el sacerdote, queda claro de forma magistral:

– ¿Por qué me ha dado la comunión Padre?

– ¿Por qué querías recibirla?

– Porque no la había necesitado tanto en mi vida

– por eso te la he dado

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.