Comunicación Trascendente | Cuando temes perder lo que Dios te ha dado, pero es Dios quien te lo pide
284
post-template-default,single,single-post,postid-284,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Cuando temes perder lo que Dios te ha dado, pero es Dios quien te lo pide

Esta es otra forma de descubrir quién de verdad eres, viendo tu reacción ante la posible pérdida de algo o alguien querido. Tal vez seas consciente, o tal vez no, de los talentos que Dios te ha dado, pero ¿Qué pasaría si pudieses perderlos? ¿si tuvieses que renunciar a ellos por Dios? ¿Dejarías de ser tú? ¿Hasta qué punto tu identidad está ligada a personas o cosas?

Parece estúpido ¿Verdad? si viene de Dios el darte algo, por qué te lo va a reclamar, tenemos incluso un dicho popular “santa Rita, santa Rita, lo que se da no se quita”, aunque también tenemos la sabiduría y la fe de Job que nos dice “el Señor me lo dio, el Señor me lo quitó, bendito sea el nombre del Señor” Job 1:21 supongo que por estas cosas es también famosa la paciencia de Job. Pero Dios no es un tirano caprichoso que nos de y nos quite cosas. ¿Qué hay entonces detrás de todo esto?

El caso es que Dios no nos da las cosas para que nos las guardemos, empezando por la propia vida y acabando por cualquier don recibido. Nos lo da para entregarlo por los demás, y una vez más, la película de Vaiana escenifica esto perfectamente, cuando el anzuelo de Maui, que es un regalo de los dioses y es lo que le da los poderes, está a punto de romperse por el uso, y este renuncia a enfrentarse a más peligros para conservarlo. Además cree que sin anzuelo dejará de ser quien es, porque perderá sus poderes. Finalmente cambiará de idea, ayudará en la misión y perderá el anzuelo. No obstante, y siguiendo fieles al Evangelio, nos mostrará como “quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mi causa la salvará” Lc 9:24

¿Te ha pasado alguna vez?

Pues sí, me pasa de todo, ya ves ¿y a ti?

Cuando finalmente decidí pedir los primeros votos a la vida religiosa como marianista, lo hice renunciando a cualquier sueño o proyecto personal derivado de mis talentos. Tardé en llegar a ese punto, nadie me forzó a ello, y puedo decir que me sentí totalmente libre al dejar de tratar de controlar el futuro. Hoy puedo decir que estoy realizando aquellos sueños y sacando partido a esos talentos que Dios me regaló.

En en la vocación al matrimonio es lo mismo, si no pones todas las cartas sobre la mesa y tratas de reservarte algún as bajo la manga, la relación no será de entrega total sino de negocio en el que cada parte mira por sus intereses, dejando parcelas personales que importan más que la otra persona. Antes sacrifico la relación que renunciar a… tal cosa.

¿Te apetece investigar en la Biblia?

Esto es algo que aparece continuamente en la Biblia, así que anotaré solo algunos ejemplos

  • Mt 21:29 – Parábola del padre que pide una tarea a sus dos hijos, uno le dice que no y el otro que sí. Solo uno de los dos cumplió con la misión… y fue el que dijo primero que no
  • Mt 26:74 – Pedro niega a Jesús tres veces. Lo ha recibido todo de Jesús, sin embargo, cuando su vida está en juego, se hecha atrás por miedo a perderla
  • Mt 25:18 – Parábola de los talentos. El que recibió poco, por miedo a perderlo lo escondió y no sacó rendimiento de su regalo
  • Lc 11:33 – Nadie enciendo una lámpara para esconderla, si la enciendes es para que de luz
  • Mt 3:17 – Dios reconoce a Jesús, y a aquel que se entrega generosamente como el hijo amado, el que al final dice que sí
  • Gen 22:8 – Cuando Abrahám va de camino a sacrificar a su hijo Isaac, le repite a este “Dios proveerá el cordero para el sacrificio” confiando ciegamente en Dios y su mandato
  • Job 1:21 – Job asume que nada de lo que tiene es posesión suya sino que es regalo de Dios y por tanto es Dios quien ha de disponer de todo
  • Gen 22:17 – Dios promete a Abrahám grandes beneficios tras la prueba de fe de Isaac
  • Lc 9:24 – Jesús recuerda a sus discípulos que la forma de salvar la vida es entregarla como hará él mismo en la cruz
  • Mt 10:8 – Cuando Jesús envía a sus discípulos a la misión, les recuerda que van a dar gratis lo que antes él les ha dado gratis

¿Has pensado alguna vez en la vida religiosa?

Tal vez temas renunciar a cosas y por eso rechaces la vida religiosa, o tal vez, aun no sabes donde entregar tus dones. En cualquier caso, si quieres saber más de los marianistas, puedes entrar en esta página sermarianista.org

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.